CAUSAS Y ESTADÍSTICAS

TIPOS DE INCENDIOS

FORMAS DE EXTINCIÓN

INCENDIOS FORESTALES JUNTO A ZONAS HABITADAS

 

Del 1 de junio al 15 de octubre, en toda Andalucía, estamos en época de peligro alto de incendios forestales y quedan restringidos el uso del fuego, el paso de vehículos y las acampadas en zonas forestales y de influencia forestal. La Junta de Andalucía tiene establecido un plan especial conocido como INFOCA dedicado especialmente a la prevención y lucha contra incendios en la comunidad pero aparte de esto la normativa al respecto establece unas obligaciones para municipios, urbanizaciones, propietarios de terrenos… y establece unos cauces para la colaboración ciudadana. Todo queda regulado en la Ley 5/1999, de 29 de junio, de prevención y lucha contra los incendios forestales en Andalucía. La vegetación forestal mezclada con zonas habitadas se conoce como interfase urbano-forestal. El contacto o cercanía de la vegetación supone un peligro potencial en caso de incendio forestal. Las casas aisladas en el monte, los diseminados de viviendas, las urbanizaciones, las poblaciones rurales y los bordes de grandes ciudades son todos ejemplos de interfase urbano-forestal. De acuerdo con la normativa andaluza, todas estas viviendas y urbanizaciones deben contar con un Plan de Autoprotección, que contemple las medidas preventivas y de defensa frente a posibles incendios forestales en sus proximidades. Este Plan deberá redactarlo el titular o representante de dichas viviendas o urbanizaciones, y presentarlo en el Ayuntamiento correspondiente. El modelo de Plan puede descargarse de la web de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio o solicitarlo en los teléfonos de información de los Centros Operativos Provinciales.

 

MEDIDAS PREVENTIVAS EN URBANIZACIONES

 

  • Construir y mantener siempre limpio de matorral y pasto un cortafuegos que rodee la urbanización, con una anchura mínima de 15 metros (obligatorio por normativa). Podrán mantenerse árboles pero con una baja densidad, y siempre que no se toquen sus copas.
  • Eliminar vegetación y restos secos de todas las zonas no urbanizadas (parcelas abandonadas, viales, barrancos).
  • Señalizar los viales y calles, indicando calles cortadas.
  • La urbanización debe contar al menos con dos vías de acceso y evacuación.
  • Los viales interiores deben permanecer siempre transitables y libres de obstáculos.
  • Contar con una red de hidrantes y tomas de agua para vehículos de extinción.
  • Realizar al menos una reunión anual antes del verano, para divulgar el contenido del Plan de Autoprotección y recomendaciones de prevención y defensa frente a un posible incendio.
  • Identificar de forma detallada las actividades que puedan producir incendios.
  • Facilitar al Ayuntamiento y al Centro Operativo Provincial (COP), el listado actualizado de personas de contacto en caso de emergencia.

 

MEDIDAS PREVENTIVAS EN VIVIENDAS

 

  • Evitar elementos constructivos muy combustibles (madera, plástico...).
  • Evitar que haya vegetación y otros elementos combustibles a menos de 3 metros de la vivienda.
  • Ubicar los depósitos de combustible y montones de leña a más de 10 metros de la vivienda.
  • Evitar que los setos perimetrales se hagan con especies muy inflamables (por ejemplo cipreses u otras coníferas).
  • Procurar que las puertas y ventanas de la vivienda se puedan aislar adecuadamente (ventanas de doble cristal, persianas, postigos, puertas con escasos huecos...).
  • Mantener los tejados libres de vegetación seca o materiales combustibles.
  • Contar con material de extinción (mangueras, extintores...) y suministro de agua en toda la parcela.

 

EN CASO DE INCENDIO

 

Permanecer en la vivienda sólo por decisión de las autoridades o por peligro inminente que haga peligrosa la evacuación.

 

SI PERMANECEMOS EN LA VIVIENDA

 

  • Contactar con autoridades para notificar nuestra situación.
  • Permanecer todos agrupados en la zona más segura de la casa.
  • Tapar aberturas (cerrar ventanas y puertas, bajar persianas).
  • Cerrar llaves de paso de gas y apagar el aire acondicionado.
  • Llenar de agua las bañeras, fregaderos, cubos...
  • Mantener las luces exteriores encendidas para localización del personal de extinción.
  • Remojar zonas amenazadas.
  • Vestir ropa no inflamable (preferible 100% algodón).
  • Desplazar muebles y enseres más inflamables al centro de las habitaciones.
  • Cuando haya pasado el incendio, permanecer en la vivienda en caso de duda, y esperar instrucciones.
  • Cuidado con cables sueltos e instalaciones eléctricas, por riesgo de electrocución.
  • Retirar elementos combustibles exteriores cercanos a la fachada de la casa (mobiliario, alfombras, decorativos...)

 

Lleva a cabo todas estas acciones, en caso de incendio forestal puedes perder muchos bienes personales de valor y tu integridad física y la de familiares y amigos puede correr peligro.

 

(Información extraída de la Consejería de Medio Ambiente de Andalucía)

Inscríbete al boletín y todas las novedades te llegarán por mail.

EMPRESAS COLABORADORAS