PROTECCIÓN CONTRA INCENDIOS EN EL HOGAR

Incendio en vivienda
Incendio en vivienda

En nuestras casas estamos rodeados de gran cantidad de artículos fabricados con materiales que arden con gran facilidad y, lo que es peor, que generan gran cantidad de gases tóxicos durante un incendio. Muebles, maderas, plásticos, papeles, materiales textiles, pinturas, y un sinfín de otros productos arden produciendo gases tóxicos, como monóxido de carbono, dióxido de carbono, cianuro de hidrógeno, cloro, óxidos de nitrógeno, fosgeno, aldehídos, etc. Estos gases provocan en las personas, en pocos minutos, desvanecimientos y daños que van desde lesiones en las vías respiratorias hasta intoxicaciones graves que pueden acarrear la muerte. La mayoría de esos gases contienen, además, partículas en suspensión (el humo) que se adhieren en los alveolos pulmonares y sustancias cancerígenas.

Cantidad de humo transcurridos 2 minutos
Cantidad de humo transcurridos 2 minutos

Generalmente, no se producen muchas llamas al principio, pero sí, desgraciadamente, una gran cantidad de humo, que en la mayoría de los casos invade totalmente una vivienda en 3 o 4 minutos, que es el tiempo que tenemos para actuar o escapar, antes de que no podamos ver nada y empecemos a sufrir síntomas de asfixia. Puedes ver un vídeo del desarrollo de un incendio en vivienda pinchando en la imagen.

 

Cada año, se producen en España más de 125000 incendios (el 50% por la noche), con una cifra de víctimas superior a las 1600 (quemados, intoxicados, heridos, etc), resultando 143 fallecidos en 2015 según las últimas estadísticas (en años anteriores hubo 173, 170, 132, 162 fallecidos en 2011, 2012, 2013, 2014 respectivamente).

Por todo ello, es necesario que en nuestro hogar dispongamos de equipos que nos avisen de que se está produciendo un incendio y de medios de extinción para poder apagarlo (al menos un extintor y una manta ignífuga).

DETECTORES DE INCENDIO

Detector de humo
Detector de humo

Los detectores de incendio nos van a alertar, con una señal acústica potente, de que en algún sitio de nuestra vivienda hay un fuego. Según el modelo, va a detectar la presencia de humo, el aumento de temperatura o la presencia de llama. La instalación puede hacerse con cableado o con detectores individuales a batería.

 

Lo ideal y recomendable para una vivienda sería tener un detector de humo en cada una de las estancias; y en lugares como la cocina y el garaje instalar detectores de temperatura que se activan al alcanzar 50ºC. Así, podríamos decir que una familia que resida en una vivienda de 120 m2 estaría protegida contra incendios. Dicho esto, se puede lograr un grado de protección razonable si instalamos detectores de humo en el salón y en el pasillo que distribuye a los dormitorios y un detector de temperatura en la cocina.

Comparte la información en tus redes sociales

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    JoseAntFuego (jueves, 22 diciembre 2016 10:54)

    Buena articulo, pero también hay que tener en cuenta que las alarmas de fuego no son las únicas que pueden <A HREF="http://detecfire.com/">prevenir un incendio</A>.
    Ya que realmente en los descansillos de los pisos nos podemos encontrar extintores, incluso en los garajes tenemos BIE bocas de incendio.

  • #2

    AprendEmergencias (jueves, 22 diciembre 2016 14:40)

    En cualquier emergencia diferencio tres fases: prevención, protección y actuación. Aquí solo hablo de la protección, aquellas medidas dirigidas a minimizar los daños producidos, en este caso avisarnos de que hay un fuego para poder escapar o extinguir. Los medios de extinción entrarían en la fase de actuación a no ser que sean automáticos como los splinkers. Y eso está en otro artículo. Un saludo