DESFIBRILADOR EXTERNO AUTOMÁTICO

Fibrilación ventricular y movimiento normal
Fibrilación ventricular y movimiento normal

Cuando te encuentres una persona en parada cardiorrespiratoria (PCR) debes saber que, según las estadísticas, en el 85-90% de los casos el corazón no está parado (asistolia) si no que sufre una arritmia llamada fibrilación ventricular. Se contrae a más de 250 veces por minuto de forma caótica y no bombea sangre. Como si estuviese temblando. Esto es debido a que los impulsos eléctricos que hacen que el corazón funcione rítmicamente se han descoordinado y funcionan todos a la vez.

La única forma de restablecer el buen funcionamiento de un corazón con fibrilación ventricular es dando una descarga eléctrica con un desfibrilador en los primeros minutos tras la parada. La descarga detiene la arritmia (en palabras técnicas, las células cardiacas se despolarizan) y, si las condiciones son las óptimas (tiempo transcurrido, oxígeno, otras patologías...), el corazón se reprograma y vuelve a funcionar de forma normal. Lo ideal es que la primera descarga sea antes de los cinco minutos tras la PCR y eso solo se puede conseguir teniendo un DEA cercano disponible y que los testigos sepan usarlo. En España el tiempo medio de llegada de la asistencia sanitaria es de 12 minutos (estudio OHSCAR). De ahí la importancia de los desfibriladores de uso público y de la formación al personal no sanitario. Según el Consejo Europeo de Resucitación, si la persona recibe la primera descarga a los 3 o 4 minutos de la parada las tasas de supervivencia ascienden al 50-70%. Pero solamente en el 4% de los casos en España se usa uno. Por esto, solamente un 11% de los casos sobrevive y recuerda que hay unos 30.000 fallecimientos al año. O sea, unas 100 personas al día fallecen por esta causa, solo en España (12 veces más que por accidentes de tráfico).

 

En el siguiente vídeo de la empresa PHILIPS tienes un resumen sobre la fibrilación:

NORMATIVA

Por todo esto, las recomendaciones en las guías internacionales sobre soporte vital básico aconsejan su uso por personal no sanitario (ya en la primera guía del año 2000 así lo indicaban). La desfibrilación aparece como el tercer eslabón de la cadena de supervivencia y cuanto antes se coloque habrá más probabilidades de reanimar a la persona. Por cada minuto que pase sin colocarlo, disminuye la probabilidad de sobrevivir en un 10%.  Por esto se hace hincapié en que debe ser una desfibrilación precoz realizada por los testigos del suceso. 

Cadena de la supervivencia
Cadena de la supervivencia

En España tenemos el Real Decreto 365/2009, de 20 de marzo, por el que se establece la regulación de la utilización de los desfibriladores semiautomáticos fuera del ámbito sanitario mediante el establecimiento de los requisitos mínimos de seguridad y calidad en su uso en todo el territorio, dando eficaz y amplia cobertura a las exigencias de utilización de estos aparatos en las situaciones de emergencia que requiere la desfibrilación temprana, favoreciendo su disponibilidad en el mayor número de lugares donde se concentre una gran cantidad de personas y fijando los contenidos esenciales de la formación de quienes estén habilitados para usarlos. Y se le pasan las competencias a las Comunidades Autónomas para que regulen la formación necesaria que autoriza a su uso, la notificación de instalación, inspección, notificación de uso, infracciones, sanciones...

 

Es decir que el Estado coordina mediante esta normativa pero las Comunidades Autónomas son las que concretan todo y las que establecen la obligatoriedad de instalación en determinados lugares.

 

En Andalucía, por ejemplo, tenemos el DECRETO 22/2012, de 14 de febrero, por el que se regula el uso de desfibriladores externos automatizados fuera del ámbito sanitario y se crea su Registro. Grandes superficies comerciales; instalaciones de transporte (aeropuertos, estaciones de tren...) con gran capacidad; centros deportivos con gran aforo, entre otros, deben disponer de ellos.

 

Instalaciones obligadas a tener un desfibrilador en Andalucía
Instalaciones obligadas a tener un desfibrilador en Andalucía

Personalmente me parece que la norma es poco exigente ya que solamente obliga a los grandes establecimientos, y estos se van a encontrar en ciudades o grandes municipios, quedando así muchísimos pueblos sin ningún DEA. Sería recomendable la colocación en todas las poblaciones dependiendo de sus habitantes, por ejemplo, uno cada 5000 personas. Y, por supuesto, que primeros intervinientes como bomberos, policías, protección civil... dispongan de ellos.

Símbolo universal, vitrina y cartel de uso
Símbolo universal, vitrina y cartel de uso

 

Todos deben estar señalizados con un símbolo universal como el que ves a la derecha. Si lo ves junto a una flecha síguela y lo encontrarás (igual que ocurre con las flechas para encontrar las salidas de evacuación). Suelen estar dentro de vitrinas y algunas de ellas tienen alarma de apertura e incluso pueden llamar automáticamente al 112. También es obligatorio que haya un cartel con las instrucciones de uso.

CARACTERÍSTICAS

La definición formal de un desfibrilador es: "un producto sanitario destinado a analizar el ritmo cardíaco, identificar las arritmias mortales tributarias de desfibrilación y administrar, con intervención de una persona, una descarga eléctrica con la finalidad de restablecer el ritmo cardíaco viable con altos niveles de seguridad".

 

Son sencillos de usar (dan instrucciones orales y visuales), muy efectivos (revierten la situación si se usan en los primeros minutos), seguros (solo se dará una descarga si el DEA lo indica tras el análisis del ritmo), pequeños y portátiles (funcionan a batería y pesan poco).

 

Hay muchos modelos en el mercado, pero todos deben cumplir con unos aspectos básicos:

 

Partes de un DEA. AprendEmergencias
Partes de un DEA. AprendEmergencias

- Botón de encendido. Funcionan a batería y la mayoría no son recargables. Según la marca duran entre 3 y 5 años en modo de reposo (sin uso).

- Botón de descarga (choque o shock), normalmente señalizado con un rayo. Si son totalmente automáticos no lo llevarán.

- Parches (electrodos o pads). Analizan el ritmo cardiaco y transmiten la descarga eléctrica. Son de un solo uso. Vienen precintados dentro de una bolsa que los protege. Tienen una fecha de caducidad ya que el gel adhesivo que llevan pierde sus propiedades. Llevan impreso un dibujo del lugar de colocación sobre la persona.

- Zona para conexión de parches. Pueden ir ya preconectados.

- Altavoz. Todos dan instrucciones verbales.

- Pantalla o símbolos. Simultáneamente realizan instrucciones visuales a través de una pantalla o mediante dibujos que se iluminan.

- Software (programa informático). Llevan un programa informático que es el que toma la decisión de dar la descarga o no y con cuánta energía. Debe pasar unos test muy rigurosos que lo hacen muy fiable y seguro. Además, analiza periódicamente el buen estado del desfibrilador y te avisa de si hay algún problema.

- Memoria. Almacena información de uso que luego se puede descargar. A algunos se le puede introducir una tarjeta de memoria y además grabará el sonido.

 

A parte de todo esto, cada fabricante incorpora otras características adicionales en sus modelos:

 

- Visor de electrocardiograma

- Botón para seleccionar opción adulto o niño

- Parches unidos en Z

- Sistema de fácil apertura de parches

- Indicación de calidad de las compresiones

- Aviso de caducidad de parches

- Opción de entrenamiento

- Ajustes varios: detección de movimiento, tiempo de RCP, ayuda a las compresiones, energía de descarga...

FORMA DE USO

Recuerda que primero hemos debido aplicar la conducta PAS y que la zona sea segura, hemos solicitado ayuda al 112 y ya hemos iniciado la RCP. Mientras tanto hemos solicitado un DEA y nos lo han traído o has ido tú a por él.

 

1. Colócalo junto a la persona y enciéndelo. Te empezará a dar las instrucciones.


2. Pega los parches en el pecho desnudo de la persona y enchúfalos al DEA (si no lo están ya). En adultos (más de 25 kg de peso) uno se coloca bajo la clavícula derecha y el otro debajo de la axila izquierda, para crear una línea que atraviese el corazón. Por debajo de 25 kg de peso se ponen uno en el esternón y el otro en la columna. Deben hacer buen contacto con la piel (que no queden bolsas de aire), por lo que el pecho debe estar seco y sin mucho vello. Por esto los desfibriladores deben ir acompañados de un kit con tijeras corta-ropa, gasas para secar la zona y rasuradora para cortar el pelo necesario. Se recomienda quitar los parches de medicación. Y si observamos un bulto raro en las costillas puede ser un desfibrilador interno o un marcapasos. Los parches deben quedar a al menos 10 cm de él. Si hay gente que te ayude, sigue dando el masaje cardíaco mientras se realiza todo.

Colocación de parches estándar
Colocación de parches estándar
Colocación de parches unidos en Z
Colocación de parches unidos en Z

3. No toques a la víctima cuando te diga que está midiendo el ritmo cardíaco y no tengas ningún dispositivo electrónico cerca ni ningún vehículo arrancado. La zona debe estar lo más tranquila posible para evitar interferencias en el desfibrilador.


4. El DEA medirá el ritmo del corazón y te dirá si está indicada una descarga eléctrica o no.


5. Si dice que sí, asegúrate que nadie toca a la víctima, avisa de que vas a dar la descarga y dale al botón que se estará iluminando. Es importante que la persona se encuentre en una zona seca y no metálica de lo contrario la descarga puede no ser efectiva. Algunos DEA son totalmente automáticos y darán la descarga ellos de forma autónoma. Verás que la persona sufre un pequeño espasmo al recibir la descarga.

 

Avisar antes de pulsar el botón de descarga
Avisar antes de pulsar el botón de descarga
Pulsar el botón de descarga cuando se ilumine
Pulsar el botón de descarga cuando se ilumine

6. Si no hace falta descarga o si se ha administrado una y no hay reacción, te indicará que sigas con la RCP. No pierdas tiempo, es importantísimo que no haya paradas largas, recomendable menos de 5 segundos. No hace falta volver a comprobar los signos de circulación. El DEA te ayudará indicándote el ritmo de las compresiones e incluso si las debes realizar con más fuerza.


7. Continúa la RCP hasta que te vuelva a decir que va a medir el pulso. Por normativa esto ocurre cada 2 minutos.

 
8. Sigue así hasta que:

 

- llegue la ayuda especializada. Te preguntarán si sabes qué ha pasado, cuánto tiempo lleva en PCR, si has hecho RCP, cuántas descargas se han administrado, si ha reaccionado, si conoces a la persona y conoces patologías previas...

- la persona reaccione. Si la persona se mueve, tose o hace cualquier otra cosa debes ponerla en posición lateral de seguridad. Nunca le quites los parches ni desconectes el DEA ya que puede que entre en PCR de nuevo.

- o estés exhausto. Puede ser que no tengas ayuda y que la asistencia sanitaria esté lejos. Tras 15 o 20 minutos haciendo RCP ya no podrás más. Sintiéndolo mucho deberás parar. La persona ha fallecido. Lo has intentando.

MANTENIMIENTO Y CONSERVACIÓN

El reglamento nacional, en su artículo 3.2 dice: "Los DEA deberán ser utilizados en las condiciones especificadas por su fabricante y ser mantenidos adecuadamente, de forma que conserven la seguridad y prestaciones previstas durante su periodo de utilización"

Comparte la información en tus redes sociales

Escribir comentario

Comentarios: 4
  • #1

    Johanna Cea Morales (viernes, 06 septiembre 2019 17:50)

    están presente en Chile

  • #2

    AprendEmergencias (miércoles, 11 septiembre 2019 20:29)

    Hola Johanna. No entiendo a qué te refieres. Por favor manda un mail a info@aprendemergencias.es y me explicas cuál es tu consulta. Saludos

  • #3

    Gabriel ivan (viernes, 07 agosto 2020 11:53)

    Hola un saludo me ha gustado mucho Está información muy completa felicitaciones a todo el equipo que trabajo para ello

  • #4

    leila (miércoles, 09 septiembre 2020 00:05)

    muy buena informacion

Inscríbete al boletín y todas las novedades te llegarán por mail.