PRODUCTOS QUÍMICOS

Productos químicos del hogar
Productos químicos del hogar

El Reglamento REACH (Registration, Evaluation, Authorisation and Restriction of Chemicals), que regula el uso de las sustancias químicas en la Unión Europea (Reglamento CE 1907/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo), entró en vigor el 1 de junio de 2007 con el fin de racionalizar y mejorar el marco legislativo anterior sobre sustancias y preparados químicos de la Unión Europea (UE), y su proceso de implementación está previsto que dure unos once años. Su principal objetivo es garantizar un alto nivel de protección de la salud humana y el medio ambiente. Para ello, introduce la obligación de efectuar un registro de todas las sustancias químicas que se comercializan dentro del territorio de la Unión Europea. A partir de su entrada en vigor, no se podrá comercializar ninguna sustancia que no se encuentre registrada. Como principal modificación del REACH se publicó el Reglamento CLP, nº 1272/2008, (siglas en inglés de Clasificación, Etiquetado y Envasado), que supone la aplicación en la Unión Europea del sistema mundial armonizado de clasificación y etiquetado de productos químicos. Hasta 2017 podremos encontrar productos con los símbolos antiguos (cuadrados con fondo naranja) pero ya hay muchos productos que llevan los nuevos.

 

Los símbolos de peligro de esta normativa son:

  1. Estos productos pueden explotar al contacto con una llama, chispa, electricidad estática, bajo efecto del calor, choques, fricción, etc. Como petardos, bengalas, cartuchos o balas…
  2. Los productos pueden inflamarse al contacto con una fuente de ignición (llama, chispa, electricidad estática, etc.); por calor o fricción; al contacto con el aire o agua; o si se liberan gases inflamables. Como pinturas, alcohol sanitario, barniz, gasolina…
  3. Pueden provocar o agravar un incendio o una explosión en presencia de productos combustibles. Son productos comburentes. Como fertilizantes, herbicidas, el agua oxigenada…
  4. Estos productos son gases a presión en un recipiente. Algunos pueden explotar con el calor: se trata de gases comprimidos, licuados o disueltos. Los licuados refrigerados pueden producir quemaduras o heridas relacionadas con el frío, son las llamadas quemaduras o heridas criogénicas. Como desodorantes, espumas, lacas… (cualquier aerosol o spray), las bombonas de butano o propano…
  5. Estos productos químicos son corrosivos y pueden atacar o destruir metales. Pueden causar daños irreversibles a la piel u ojos, en caso de contacto o proyección. Como los desatascadores, los productos de limpieza con ácidos, la lejía…
  6. Producen efectos adversos para la salud, incluso en pequeñas dosis. Pueden provocar náuseas, vómitos, dolores de cabeza, pérdida de conocimiento e, incluso, la muerte. Como el cloro, los plaguicidas…
  7. Estos productos producen efectos adversos en dosis altas. También pueden producir irritación en ojos, garganta, nariz y piel. Provocan alergias cutáneas, somnolencia y vértigo. Como los detergentes de lavadora, fregasuelos, amoniaco…
  8. Productos cancerígenos, pudiendo provocar cáncer; productos mutágenos, que pueden modificar el ADN de las células y pueden provocar daños a la persona expuesta o a su descendencia; productos tóxicos para la reproducción, pueden producir efectos nefastos en las funciones sexuales, perjudicar la fertilidad o provocar la muerte del feto o producir malformaciones; productos que pueden modificar el funcionamiento de ciertos órganos, como el hígado, el sistema nervioso, etc.; productos que pueden entrañar graves efectos sobre los pulmones; productos que pueden provocar alergias respiratorias. La mayoría son de uso industrial pero aunque no los veamos en casa hay muchos y el problema es que no van marcados ya que forman parte de los plásticos y los envases como son el bisfenol A y los ftalatos.
  9. Estos productos provocan efectos nefastos para los organismos del medio acuático (peces, crustáceos, algas, otras plantas acuáticas, etc.). Como el gasoil, los insecticidas…

Comparte la información en tus redes sociales

Escribir comentario

Comentarios: 0