RCP BÁSICA EN ADULTO

RCP es el acrónimo de Reanimación CardioPulmonar. Son las maniobras que debes realizar cuando detectes que una persona se encuentra en parada cardiorespiratoria (PCR), es decir, que no respira y que su corazón no late.

 

En este estado las células del cerebro mueren muy rápido ya que son muy sensibles a la falta de oxígeno. Si realizas la RCP en los primeros cinco minutos y la persona se salva, lo hará seguramente sin lesiones. Transcurridos esos cinco minutos, la probabilidad de sobrevivir disminuye y, si sobrevive, probablemente lo hará con alguna secuela.

 

Es de vital importancia actuar rápidamente, porque cada minuto que transcurre sin realizar la RCP la probabilidad de sobrevivir disminuye. Lo puedes comprobar en la siguiente gráfica conocida como "Curva de Drinker".

 

Probabilidad de sobrevivir según el tiempo transcurrido sin realizar RCP
Probabilidad de sobrevivir según el tiempo transcurrido sin realizar RCP

Los tiempos son mayores en los casos de PRC por ahogamiento e hipotermia. La muerte celular en estas circunstancias se ralentiza y se han dado casos de personas bajo el agua más de 30 minutos que han sido reanimadas.

 

En los siguientes artículos se explican las maniobras a seguir en un adulto (mayor de 8 años) y las variaciones para niños (de 1 a 8 años) y bebés (menores de 1 año). Siempre con las últimas recomendaciones que hace el European Resuscitation Council (ERC) quien engloba a todos los países de Europa. A él pertenece el Consejo español de resucitación cardiopulmonar. A su vez el ERC pertenece a una organización internacional en la que se reúnen anualmente personalidades de todo el mundo para decidir cómo se puede mejorar todo lo relacionado con el soporte vital básico. O sea, que en cualquier lugar del mundo se debe enseñar la RCP de igual manera. La última guía creada es de 2015. Puedes descargarte el esquema de los pasos a seguir en la zona de descargas.

MASAJE CARDÍACO

Ante una parada cardiorespiratoria hay dos maniobras básicas a realizar: el masaje cardíaco con compresiones para bombear la sangre y la respiración artificial con las insuflaciones boca a boca para aportar oxígeno. Actualmente se recomiendan 30 compresiones y 2 ventilaciones. Veamos cómo se hacen las compresiones torácicas.

 

Si puedes, despéjale la zona del pecho, que se vea la piel. Que no te dé apuro, es necesario sobre todo para colocar el desfibrilador. Busca el punto de compresión en la parte inferior del esternón (hueso central que une las costillas en el pecho), a un par de dedos de su final.

Punto de compresión
Punto de compresión
Colocación de las manos
Colocación de las manos

Coloca el talón de una mano en ese punto y la otra encima entrelazando los dedos. Solamente debe tocar el talón de una mano ya que cuanta menos superficie haya apoyada mayor será la presión que puedas realizar. Una vez colocadas las manos no las levantes hasta que no finalices las 30 compresiones.

Extiende los brazos completamente y mantenlos rígidos, con hombros y codos bloqueados. La fuerza de las compresiones debe provenir del movimiento del torso desde la cadera no de los brazos. Colócalos perpendiculares al pecho de la persona para poder aprovechar todo el peso del cuerpo.

 

El pecho debe bajar unos 4 o 5 cm. Es mucha fuerza la que debes aplicar para comprimir el corazón que está bajo ese punto y que este bombee la sangre que contiene. Puede que alguna costilla se rompa, pero está justificado ya que estás intentando salvarle la vida.

 

Debes permitir que el pecho vuelva a subir para que el corazón se descomprima y vuelva a llenarse de sangre.

 

Técnica del masaje cardiaco
Técnica del masaje cardiaco

El ritmo ideal (según las recomendaciones) es de 100 compresiones por minuto. Quizás sea lo más complicado de realizar. Normalmente se hace más rápido de la cuenta y al corazón no le da tiempo a llenarse y las compresiones no son efectivas. Te aconsejo que cuando cuentes mentalmente digas "Y uno y dos y tres...", así se consigue un ritmo más exacto. Otra forma de practicar el ritmo es con una canción, en USA y UK recomiendan la de "Staying alive" y en España "la Macarena" (aunque hay otras).

VENTILACIONES BOCA A BOCA

Tras las 30 compresiones vienen 2 insuflaciones boca a boca. Con el objetivo de oxigenar la sangre y que las células cerebrales no mueran y así mantener a la persona con vida.

 

En el aire que respiramos hay un 21% de oxígeno y nuestro cuerpo solamente usa una pequeña cantidad, por lo que al exhalarlo aún lleva un 16% de oxígeno, por esto son efectivas las ventilaciones boca a boca. Aunque por supuesto es mucho más eficaz poder oxigenar con instrumental.

Protección para el boca a boca
Protección para el boca a boca

En muchas ocasiones los testigos no quieren realizar el boca a boca porque te expones a entrar en contacto con fluidos corporales como la saliva y la sangre y creen que hay riesgo de contagio de enfermedades pero eso es muy poco probable. Aún así, para evitarlo existen unas protecciones que se pueden llevar en un pequeño llavero. Es una lámina de plástico con un filtro que se coloca sobre la boca de la persona y a través de ella insuflas el aire y no deja que pasen fluidos hacia ti.

 

Aún teniendo esa protección es normal que exista rechazo a dar el boca a boca y no estás obligado a realizarla. Pero ten en cuenta que el 70% de las PCR suceden en el hogar, o sea que será un familiar o conocido al que le ha ocurrido y que la probabilidad de sobrevivir es mucho mayor si realizas las ventilaciones.

 

En las recomendaciones de 2015 se fomenta que los rescatadores no entrenados proporcionen compresiones torácicas continuamente sin insuflaciones. El oxígeno que sigue conteniendo la sangre es suficiente para oxigenar el cerebro durante unos minutos mientras que llega la ayuda especializada, pero el flujo de sangre debe ser continuo de ahí que se haga hincapié en realizar el menor número de paradas y que estas sean de poca duración. Además hay un protocolo de asistencia telefónica para aquellas personas que no saben las maniobras en el que te dirán que aprietes fuerte y rápido en el pecho y que no pares.

 

Realización de las ventilaciones
Realización de las ventilaciones

Las insuflaciones o ventilaciones las debes hacer a la vez que realizas la maniobra frente-mentón (para abrir las vías aéreas), pinzando la nariz (para que el aire insuflado no se escape por ella) y mirando hacia el pecho (para ver que se eleva).

 

Tienes que sellar bien tu boca con la de la persona e insuflar durante no más de un segundo (no debes soplar mucho ni muy fuerte porque el aire se puede ir hacia el estómago). Retira la boca y comprueba que el pecho baja. Vuelve a realizar otra ventilación. No deben llevarte más de 5 segundos ambas ventilaciones.

 

Si el pecho se eleva, las ventilaciones están siendo efectivas. Si no se eleva puede que no estés realizando bien la apertura de las vías aéreas o que estas estén obstruidas. Fíjate si hay algún objeto en la boca y si puedes sácalo. Si sigue sin entrar aire no des más ventilaciones, solo se deben realizar dos intentos de ventilación e inmediatamente continuar con el masaje cardíaco.

 

Si hay dos socorristas, uno hace las compresiones y el otro las ventilaciones. Y tras 2 minutos (unos 5 ciclos 30:2) os cambiáis. Si alguien ha conseguido un desfibrilador, colócalo y sigue sus instrucciones.

 

La RCP debe continuar hasta que lleguen los medios sanitarios, hasta que reaccione la persona o si estás agotado y no puedes más.

 

Mira el vídeo donde se resumen los pasos a seguir.

Comparte la información en tus redes sociales

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    williams.alvear@inchalam.cl (lunes, 08 octubre 2018 17:48)

    salvar una vida

Inscríbete al boletín y todas las novedades te llegarán por mail.

EMPRESAS COLABORADORAS