SOPORTE VITAL BÁSICO

Por soporte vital básico entendemos aquellas maniobras sencillas, sin instrumento alguno, solamente con nuestras manos, que pueden salvarle la vida a una persona con riesgo de sufrir o que está sufriendo una parada cardiorespiratoria.

 

Son situaciones potenciales de riesgo: 

  • Atragantamientos
  • Hemorragias
  • Infarto de miocardio
  • Hipotermia
  • Golpe de calor
  • Intoxicación por monóxido de carbono, por medicamentos, por alcohol, por drogas...
  • Crisis asmática
  • Anafilaxia: reacción alérgica grave
  • Ahogamientos
  • Electrocución
  • Inconsciencia por bajada de azúcar
  • Cualquiera otro que afecte al buen funcionamiento de la respiración, la circulación de la sangre o al cerebro

Vamos a actuar sobre las dos funciones fundamentales para la supervivencia de cualquier individuo: la respiración y la circulación de la sangre. Cada vez que haya mal funcionamiento o inactividad completa de alguna de estas funciones, la persona puede morir en menos de 10 minutos. De ahí la importancia de actuar rápidamente.

 

Además, siempre que falle una función, la otra también lo hará ya que están interconectadas. Si una persona se atraganta y no puede respirar, va a quedar inconsciente porque la sangre no lleva oxígeno al cerebro. Pero la circulación también va a fallar al cabo de un par de minutos, el corazón se va a parar por el mismo motivo. Si por el contrario lo que falla es la circulación de la sangre por una parada cardíaca, por una hemorragia masiva... la persona se va a quedar inconsciente ya que no llega sangre al cerebro y en cuestión de segundos los pulmones dejan de funcionar.

 

En ambos casos la persona se encontraría en parada cardiorespiratoria (PRC) y la única manera de salvarla es realizando la cadena de la supervivencia.

Comparte la información en tus redes sociales

Escribir comentario

Comentarios: 0

Inscríbete al boletín y todas las novedades te llegarán por mail.

EMPRESAS COLABORADORAS